IRATI, MI PEQUEÑA ESENCIA

En 25 de julio llegaste
iluminando mundo a tu paso,
desataste el poder en mi corazón de padre.

Porque copaste mi pecho
con sonrisas de inocencia,
esas que hoy me erigen gigante,
inquebrantable protector de sangre.

Y allí te vi, delicada,
tierna e indefensa,
vibrando mi ser entero
al sentir tu alma alada.

Eres tú, princesa de mis reinos,
tú ,hada de mis bosques,
donde liviano me recreo
con los versos de tus ojos.

Irati lleva por nombre la estrella de mi norte,
novedoso camino de tierra fértil,
y aquí labrador yo, para cultivar tus frutos.

Soy aire en tus suspiros, mi niña,
tierna lágrima acariciando tu mejilla,
en tu retina estoy
guiando tu sendero.

Porque eres yo,
soy tú,
pedacito de alma mía
alumbrada a la existencia.

Sabor exquisito de mágica vida,
a sorbos te bebo a diario,
sacias mis ansias de salvaje indomable.

Y ni una lágrima el día que te falte,
desde mi mar te observaré orgulloso,
posa tus pupilas en él,
allí podrás verme, eternamente
guardián de tus mundos.