Las horas se hacen largas,
inmensos océanos de calma y dolor,
otoños, veranos,
lluvia y desdén,
trozos de pasado
confundidos con tu piel.
Brisa y tormenta,
la nada y desnudez,
suspiros que me llevan,
besos que ya abandone.