Una vez más, vuelvo a llenarme de ilusión, cómo parar esto,
esto para lo que no tengo fuerzas,
esto que me impulsa a buscarte,
esto que me ahoga si lo rechazo.
Que me vuelve triste y ausente si intento olvidarlo.
No tengo fuerzas para dejar de amarte,
y la ilusión de volver a verte
mantiene mi alegría, mi energía
y la cordura en mi mente.
Porque enloquezco si pienso
que jamás pueda volver
a hablar de todo, cómo siempre…
y mirarte.