nav-left cat-right
cat-right

Hermosa dama

Érase una vez una hermosa dama,
la cual en invierno se tapaba por el frío,
con un pantalón celeste ajustado,
mientras yo observar su alma quería…

Esperaba yo impacientemente el verano,
infinito como el universo era aquel invierno,
parecía nunca su fin llegar, yo más no podía esperar,
mientras tanto me di cuenta del sol relucir y brillar…

Ardiente por la calor la dama se destapó,
dos lunares en su espalda poseía, dos mundos eran,
dos mundos de fuego agresivo y agua pacífica eran,
dos mundos tan iguales y diferentes como ella y yo…

El saber aprendizaje requiere,
el aprendizaje educación requiere,
la educación maestro requiere,
y vuestro amor bella dama, ¿qué requiere?…

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.