nav-left cat-right
cat-right

NO GOZO DE NINGÚN INDULTO

Con mi collar de orgullo,
me vestiste de violencia.
Y yo bebí lágrimas a tragos…
Tantas sendas te eran familiares
que hasta el rey quedó
prendado en tu belleza.
Y tú mezclaste la bebida con mi llanto,
y rastreaste todas mis huellas,
apurando hasta el fondo
el cuenco del vértigo y
sin motivo, diseñaste redes
cavando un foso para mí.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.