nav-left cat-right
cat-right

El dolor de un poeta

Se acerca el poeta con capa negra de entre la espesa bruma de la madrugada, lleva en su mano izquierda tinta y pluma mientras su mano derecha sostiene una rosa roja con perfume a su amada, se adentra dentro de una olvidada cabaña donde el fuego de una humeante chimenea es su único amigo, se sienta a escribir versos de dolor sobre una mesa ya corroída por la humedad de sus lagrimas, su amada está lejos, más no el corazón de ella, escribe versos para al caer la siguiente noche entregárselos cuando no haya nadie presente, su aspecto es desfigurado a causa de falta de caricias de su amada, su cuerpo se ha secado por no beber el néctar de sus besos, escribe y escribe sin parar definiendo con exactitud su dolor por la ausencia de su amor…

Ha terminado todo un libro de sufrimiento y de repente alguien golpea la puerta, un invitado es algo muy inusual para el poeta oscuro, nervioso y dudoso abre la puerta y al descubrir lo que afuera hay por un instante se intenta desmayar, es su amada que ha dejado su castillo de cristal y de rosas por venirlo a buscar, lo ha dejado todo por él, no le importa vivir en la derruida cabaña que lo cobija con él, al fin de tanta espera sus versos de amor dieron resultado y el poeta amado por siempre será…

Desde entonces aquel poeta dejo de usar su capa negra para vestir el blanco de felicidad que ahora le rodea…

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.