Alcànzame el cielo
¡Oh! bello horizonte,
ponlo entre mis manos
y que se desborde
de infinito el alma
con miles de acordes.

Elèvame en brazos
de la oscura noche,
besar quiero el cielo
¡Oh! bello horizonte.

Bañarme en las nubes
tan blancas e inmensas,
quemar en mi piel
el fuego de estrellas,
viajar con la vida
la celeste esfera,
cabalgar de pronto
en algùn cometa…

…alejarme lejos
de la lid terrena.

AUTOR: Ignacio Almada