El aire

Parece desmayarse el aire.
Hoy sopla sin gracia, sin donaire.

A veces remontaba su vuelo,
Otras, se arrastraba por el suelo.

¿Qué le pasa al aire?
Ya no cabalga erguido,
ya no mece los cabellos.
¿Por qué yace herido?

Ya no araña las ventanas,
ni aplaude despierto las mañanas.
Ya no remueve las hojas de los parques,
ni hace inclinar las copas de los árboles.

Lloran las rosas porque les niega una caricia.
Se postra de rodillas el jazmín.
Su perfume no atraviesa las murallas del jardín.

Ya no te diviertes formando remolinos,
ni haces girar las aspas de los molinos.

Convertida ya en la sombra efímera,
mueres en la noche más severa.

Tal vez te hayas ido.
Sólo tal vez.

Tal vez sea mi mano,
la que cae en el olvido.

Tal vez prosigas desnudando la mañana,
y mis ojos viven dormidos.

Tal vez…

Beltrán