Duele, si, a veces duele,
compartir un mismo deseo,
y no poder tan siquiera expresarlo.

Duele, claro que duele,
no poder, al menos, ver tus ojos,
coger tu mano, hablar de todo.

Duele…pero esta vivo!
florece, en cada poesía,
en los recuerdos,
en cada uno de nuestros sueños.

Y eso, vida mía, aunque hiera…
¡Es vivir y amar la vida!