¿Dónde habré dejado la alegría?
«Esto de ser desmemoriado».
Sé que la tuve alguna vez,
la sentí…embriagarme con su canto.
Sé y estoy seguro que así fue,
pero dónde quedó,
«lo he olvidado».
Han sido tantas cosas extraviadas
entre hojas, poemas y cuadernos,
entre cielos, purgatorios,
entre infiernos;
en este caminar desordenado.
¿Dónde habré dejado la alegría?
La necesito
sólo un momento,
la quiero
la quiero ahora que tú has vuelto.
¿Pero,
qué te puedo dar
sino la encuentro?