Donde quiera que miro
tus ojos veo
deseos y esperanzas,
sueños y anhelos;
luceros de la noche,
camino y cielo
su clara luz me guía
por el sendero;
son el mar insondable
en que me sumerjo,
me baña su oleaje
salvaje y tierno
mi único paisaje
mi mundo nuevo
donde quiera que miro
tus ojos veo.