nav-left cat-right
cat-right

Deseos

El fuego eterno del amor emerge como un volcán en erupción en el que atraídos tú y yo no dejamos de hacer el amor.
El deseo es tan fuerte y los deseos de tenernos el uno al otro son tan intensos, como son los pensamientos en nuestras mentes que navegan por el horizonte ya sin control.
Te necesito a cada instante y mi cuerpo no deja de pedir la sensación de ser tuyo mientras el ocaso y el amanecer se unen en una sola entonación que pide el corazón.
La sensación y la emoción se funden en una sola, ya no puedo controlar mis instintos, pues lo que anhele por tanto tiempo ahora es realidad y desde entonces el mundo es distinto porque ahora he conocido tu verdadera forma de amar.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.