nav-left cat-right
cat-right

DESEOS PERDIDOS

Las ventanas del oasis están abiertas, dulces, plenas, llenas
de piadosa actitud contemplando el perenne sueño del
buscador de ocios que extrañamente perdió.
Revélate ante la confusión con tu más embriagador deseo, para así
no cortar las aspiraciones que una vez imaginó un zar.
Desde el lejano horizonte vienen circulando un extenso y manso
cardumen de canciones que nadan a través de los muelles
más impiadosos saludando al encuentro de dos pescadores.
Alucina con una película que nunca se invento y diviértete con las
novedades de un sostenido reflejo que se espeja soberbio y vivo
sobre el empinado pico de una melancólica y solitaria montaña.
El estrecho océano de dudas reparte las olas de la improvisación que
chocan contra las piedras de la realidad mas acida y tenebrosa que
no dejan de latir en las almas de las gaviotas que vuelan sin un viento fijo.
Muéstrale tus ambiciones al marcado encanto del acento escondido en tu
suave interior y así podrás exigir el disfrute que perdieron los excéntricos titiriteros del amable compás que recorre la silueta de tu sombra.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.