CRUEL HAMBRE

Hambrientas dentelladas en madre dadivosa
atisbando vísceras solitarias de huesos primogénitos,
estómagos inocentes que nada te deben,
tan solo justa venganza de odio y repugnancia.