nav-left cat-right
cat-right

BNDTI

Tus letras, magníficamente acomodadas para formar
solidas palabras que construyen frases y poemas
delirantes,cuajados de belleza, amor y sobre todo
valentía.
Taladran la llaga hiriente y muestran que duele la
soberbia,que ni el rugir, ni el candilazo del fusil,
ni las mazmorras de la ignorancia, a las que nos quieren
someter son suficientes para callar un pueblo levantado,
no en rebeldía, sino de justicia ansioso.

Tu estancia por estas latitudes, marcó el comienzo del
fin, para una minoría de lacayos que con su servil
postura pretenden continuar con la barbarie.
Nos enseñaste que el fascismo con que pretenden
seguir gobernándonos es débil circunstancial y efímero.
Que basta un puñado de verdades al viento dichas
para que este se encargue de esparcirla como semilla
buena y empiecen a caer como castillo de naipes, los
dictadores y sus déspotas secuaces sin conciencia que
a costa de campesino asesinado, de estudiante desaparecido,
de obrero masacrado, de libertario aniquilado.
A punta de comerciar con la muerte y con el miedo han
y quieren seguir con sus artilugios de estafar nos,
de robarnos la mas intimo. La dignidad.
Que la verdad, que has hecho evidente en tu rítmica
escritura será mañana con certeza la única condición
para manifestar la dicha de sentirnos muy humanos.

Los latinoamericanos desde el mas humilde trabajador
en los socavones de carbón, los que aramos la tierra
de otros sin mas propiedad que la noche y sin mas
destino que el yugo heredado de los ancestros, los
maestros de escuela que por vocación enseñamos de
tu prosa a compartir tu estrategia, sin importar todas
las penalidades y la hambres propias de nuestra aflicción,
el panadero de la esquina que se hace grande ante su masa
y modela con ternura bocados de vida para espantar el ansia.
La vieja costurera que hila noche y día torciendo en la rueca,
ilusiones de hijos, nietos y demás en el futuro, mientras
sonríe con su boca desdentada espantando espantos del pasado.
Cada zutano y zutana, cada fulano y fulana, cada vecino y compadre,
cada paisano y paisana. Todos los pueblos de América ancestral,
de América india, de América trabajadora y humilde; te agradece
cada verso, cada poema, cada párrafo, cada idea libertaria
moldeada con asombrosa maestría.
Te plantaste sutilmente y echaste raíces en el corazón
gigante de este continente que aprendió a quererte a
tenerte y retenerte en la memoria.
Adalid de la palabra, quimérico quijote luchador
empedernido, pero sobre todo HOMBRE en toda la
extensión del término

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.