Ojos míos

¿Sabrá cuanto lo quiero que mi alma se estremece de [...]