El panteón del olvido

Me trae greda sedosa el viento matutino. Me arroja cristales [...]