Los animales…

Ante los hermosos ojos de Dios, todos los animales somos iguales: acuáticos, terrestres y aéreos y yo solo puedo dar gracias por el maravilloso sentimiento que tengo con cada uno de esos benditos seres.. Puede que haya algunos muy reservados, pero la mayoría son libres como todos nos merecemos ser… Con orgullo y alegría digo que todos los animales son como mis hermanos, ya que nos creo el mismo padre, el mismo que nos...