Cuando asedien tu faz cuarenta inviernos

Cuando asedien tu faz cuarenta inviernos y ahonden surcos en [...]