nav-left cat-right
cat-right

mares y desasosiegos

El ladrido de un perro huérfano horada la madrugada, sirenas que alumbran deseos canallas en puerto. Mientras la niebla cala en mis huesos, bajo tu ventana dejo anclado el corazon, me juego la piel por un beso. El vaho de las ventanas esconde vicios carnales, concupiscencia tardía en lupanares de paso. Cuando los huraños hombres de mar queman sus naves, un barco llega a puerto en mitad de la noche. Las farolas anaranjadas...

resaca de versos

Hay un mapa de besos impresos en la almohada, Y un corazón de viaje en el traje de la madrugada, cogido a la solapa del deseo con alfiler, ligero de equipaje en un cuarto de hotel. Hay un pecado absuelto por noche de bodas, que firma esta crónica de sucesos de alcoba, Y olor a perfume barato del amanecer, cuando a tu olvido le ataca el alzheimer. Hay una espalda empapada de ron y saliva, en el ingrato momento de las...