En La bella sinfonía de la vida me haces bailar, mientras mueves tus caderas que dulcemente haces girar me pierdo lentamente en tu belleza sin igual que me hechiza de ternura y comprensión, tu sonrisa al danzar me hace perder en ese mundo perfecto que creas únicamente para los dos, tu cuerpo junto a la música forman la armonía ideal por la cual eres la única a quien quiero por siempre amar…