nav-left cat-right
cat-right

A María Florencia 6 – Oda al amor

Amor, ese es tu nombre,
que a todo ser viviente vas y asedias,
poses un gran calibre
y destrozas corazones con gracias,
vives para torturar nuestras mentes,
amor, sin querer somos tus sirvientes.

Amor, ese es tu apodo,
que para cortar las venas existes,
fuerte como es un godo.
Tu temido y bello como Cerastes.
Para quitar el sueño eres maestro,
que en nuestra mente vives como un astro.

Amor, ya te llamamos.
Todos siempre queremos recibirte,
sobrepasas los cosmos,
pero siempre eres seco como el sirte,
tu sobre pasas incluso al mas fuerte,
y el que no te encuentre, bien tiene suerte.

Amor, te crees grande ,
pero irrumpes cuando nadie te busca.
Dejas solo tal conde,
a quien os busca, y te vas tal ventisca,
nunca te queremos, pero, siempre estas,
tu que irrespetuoso eres, y aguafiestas.

Amor, como te quiero,
pero lejos donde no me lastimes,
dejaste un agujero
en mi alma, para mi tu eres un termes.
Amor, como te odio, por lo que me haces.
Amor, ame a flor y caí en tus fauces.

Dejar un comentario

You must be logeate para dejar comentarios.