Que duro es cuando por momentos en tu vida te sientes más fuerte que nunca, que esta vez nada te detendrá, que ya todo sigue su rumbo… Pero llega ese momento, sí, ese momento que no querías que llegue, que ya lo veías venir, que te limita y hace que las cosas en ti empiecen a cambiar… La decisión es tuya: que el cambio sea bueno o malo, tú sabrás decidirlo cuando llegue el momento.